Crítica The Walking Dead 4×13

Tras el enorme batacazo que sufrió durante dos capítulos seguidos de “The Walking Dead”, al fin hemos podido disfrutar de un episodio decente, y sobretodo, muy jugoso. De momento, ha terminado el excesivo protagonismo de Daryl y Beth, y han vuelto de las vacaciones Maggie, Sasha y Bob. A pesar, de no tratarse del mejor capítulo de esta temporada, ha resultado convincente a la hora de contar la historia de estos supervivientes, y crear ese suspense tan mágico y aterrador en la serie, que nos hace desear ver cuanto antes el siguiente.

El capítulo comienza con un breve flashback, en el que el espectador puede ver a Bob, antes de juntarse con el grupo en la cárcel. Distinguimos a un hombre solitario, amante de la bebida, que vaga por el mundo post-apocalíptico, como si se tratase de una pesadilla. A medida que avanza, este flashback comienza a dar más sentido al espectador, ya que en un primer momento, puede parecer que el protagonista se haya distanciado del grupo, o que algo les hubiese sucedido. Sin embargo, cuando Glenn y Daryl lo encuentran, comprendemos que se trata, simplemente, de un flashback.

Tras esta secuencia, volvemos al grupo de este, Maggie, y Sasha, que se encuentran en un banco de niebla. Una situación bastante peligrosa para ellos. Sin embargo, muy interesante para los espectadores. Después, de una pequeña lucha con los No Muertos, encuentran, el ya muchas veces mencionado, cartel que les indica donde se encuentra el santuario, o “Terminus”, mismo lugar hacia donde se dirigen los otros supervivientes, salvo Daryl y Beth, que siguen su rumbo en solitario a través de los bosques. Parece que sus opuestas personalidades comienzan a conectar de alguna forma (¿no se ha dicho siempre que los polos opuestos se atraen?).

Tras un capítulo, en el que tenían todo el protagonismo, y que se convirtió más en un “Antes del amanecer zombie”, que en una historia de supervivencia, finalmente, parece que las condiciones de este mundo comienzan a afectarles de verdad. ¿Es que nadie piensa en quedarse en una casa, siendo de noche, antes que quemarla? Sin embargo, en este capítulo, “Alone” (Sólo), Beth, se tuerce el tobillo a la hora de disparar con la ballesta a un zombie, y Daryl tiene que ayudarla a caminar, hasta llegar a una casa cerca de un cementerio. Al entrar, se percatan de lo bien que está conservada la casa, sin polvo, y con provisiones abundantes en la despensa. Comprenden, que alguien ha habitado esa casa, pero, la pregunta es la siguiente: ¿habrán abandonado precipitadamente la casa, o temporalmente? Como es de esperar, deciden quedarse, y no hacer el esfuerzo de dejar una nota, e irse con las provisiones nada más llegar. Algo insensato y que será muy forzado por los guionistas en las próximas escenas, cuando Daryl y Beth se hacen un auténtico manjar, y un perro hace sonar las latas de la puerta. Sin embargo, huye. En la siguiente ocasión, ya de noche, vuelven a sonar las latas, Daryl, desarmado, y vuelvo a exaltar, desarmado, se acerca a la puerta, pero lo que descubre es una horda de zombies tras la puerta. Cuesta creer que Daryl no los viera a través de las rejillas de la puerta. Ante esta situación, lo único que puede hacer Daryl es gritarle a Beth que se marche fuera, y ocuparse él mismo de los zombies. Tras esta separación, Daryl vuelve al exterior, después de asesinar a una docena de No Muertos, y descubre que Beth, ha sido secuestrada por un coche. Quizás, del habitante de la casa. Daryl, corre tras él, pero, lógicamente, acaba perdiéndolo, y, cansando, sentándose sobre la carretera, sólo. El final del capítulo llega cuando Daryl, es rodeado por un grupo de supervivientes, que, quizás, nos suenen a los tipos que asaltaron la casa donde estaba Rick. No sabemos las intenciones de este grupo, ni sus objetivos, ni gustos alimentarios…

En definitiva, el nivel ha incrementado considerablemente desde los dos capítulos anteriores, aunque, no haya sido una maravilla. Un capítulo ágil, y muy entretenido, en el que los guionistas, afortunadamente, se han dejado de jueguecitos tontos. Y, creo, y ya lo comenté la semana pasada, que la trama no dará más de sí en estos últimos capítulos, tendremos las mismas situaciones, y habrá un final temporada increíble, y quizás, con el encuentro de los supervivientes en la llamada “Terminus”. Sí, hablamos de episodios de relleno. Salvo, que los guionistas quieran meterle el turbo… Algo nunca visto en la serie.

NOTA FINAL: 7

Anuncios

Publicado el marzo 11, 2014 en Críticas, Zombies y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Lo que diga el zombie

El zombie siempre supo algo de cine....

Crónicas Zombi

El zombie siempre supo algo de cine....

EL BLOG ZOMBIE DEL ALIMAÑA

El zombie siempre supo algo de cine....

Zombie, Spanish Zombies

El zombie siempre supo algo de cine....

Infectados

El zombie siempre supo algo de cine....

Miserable Safari en Casablanca

El zombie siempre supo algo de cine....

ZOMBIES

El zombie siempre supo algo de cine....

El Arte Ecuestre

El jinete sólo puede estar satisfecho cuando el caballo ama su trabajo

Follow the Watercourse

The Best Swimming Blog

Mi rincón...

Mejor morir de pie que vivir sentado

Nido de Cuervos. Cine Fantástico y de Terror.

El zombie siempre supo algo de cine....

Antes que nadie

Cualquier paso abre camino

FAN CINE BLOG II

El zombie siempre supo algo de cine....

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: