Capítulo 15

Tripas

Antes de salir, escuché atentamente. Las pisadas lentas y pegajosas, sobre la calzada y los gemidos.
Posé la mano izquierda sobre el pomo de la puerta y empuñé con la otra mano la navaja.
Tragué saliva una vez más y abrí la puerta. La luz que provenía del exterior me cegó unos instantes, hasta que me acostumbré a la visión.
Afuera, había cinco No Muertos, que ya me habían visto y se dirigían hacia mí. A mi izquierda, se elevaba un pequeño monte dónde estaba el campamento.
Todos me estarían esperando, a mí y a Fred. ¿Estarían preocupados con nosotros? ¿Y mi hijo? ¿Lo estaría? ¿Cómo se sentiría Betty? ¿Qué habría pasado durante estos días en el campamento? ¿Habría acechado algún que otro zombi?
Empezó a correr hacia la izquierda, esquivó a los No Muertos que estaban en la calle con una gran agilidad. Llegué al final de la calle y giré a la izquierda.
Seguí corriendo, pero de repente, me rodearon eran más de un centenar. Me giré, para regresar a la calle anterior, pero los zombis venían hacia mí.
– Mierda.
Empezaron a gemir, alzaron los brazos y se dirigieron hacia mí. Empuñé la navaja, y se la clavé al No Muerto más cercano a mí.
Este escupió y una sustancia viscosa por la boca, era de un color marrón muy pegajoso.
El cadáver se desplomó y cayó sobre mí. Me derrumbé junto a él, intenté quitar la navaja, pero un No Muerto, que se arrastraba me cogió del pie. Aquel zombi, carecía de la parte inferior de su cuerpo.
Saqué, vertiginosamente, la pistola de mi cinturón y disparé al No Muerto. Un pequeño agujero apareció en su frente, sus sesos se esparcieron sobre la calzada y los cadáveres andantes, que cada vez eran más.
El disparo atraería a más. Debía de darme prisa, si no quería acabar cómo alimento de los zombis. Me levanté, y miré a mí alrededor. Tendría que haber algún sitio, para esconderme de aquellos No Muertos.
De repente, algo me agarró del hombro, y tiró hacia atrás. Me giré, apresuradamente, y esquivé la dentellada de aquel zombi, me agaché y le disparé en la garganta. La bala, destrozó el cerebro y falleció en seguida.
Estaban cada vez más cerca, a menos de diez pasos de mí y me quedaban 6 balas.
Ya había gastado dos, y aún tenía que llegar al campamento. Sólo tenía la Makarov. Un arma. Más de un centenar de zombis. Y cada vez eran más.
– Hijos de perra.

Anuncios

Publicado el agosto 9, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Hola! Te pido disculpas, he estado en periodo de buscar cuartos y he estado fuera de la ciudad por varios días, y claro! Publicaré el link de tu blog en el mio! Esta noche volveré a salir de la ciudad, pero cuando vuelva, prometo leerme tu blog 😉
    Saludos compañero!!! Que estés bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Lo que diga el zombie

El zombie siempre supo algo de cine....

Crónicas Zombi

El zombie siempre supo algo de cine....

EL BLOG ZOMBIE DEL ALIMAÑA

El zombie siempre supo algo de cine....

Zombie, Spanish Zombies

El zombie siempre supo algo de cine....

Infectados

El zombie siempre supo algo de cine....

Miserable Safari en Casablanca

El zombie siempre supo algo de cine....

ZOMBIES

El zombie siempre supo algo de cine....

El Arte Ecuestre

El jinete sólo puede estar satisfecho cuando el caballo ama su trabajo

Follow the Watercourse

The Best Swimming Blog

Mi rincón...

Mejor morir de pie que vivir sentado

Nido de Cuervos. Cine Fantástico y de Terror.

El zombie siempre supo algo de cine....

Antes que nadie

Cualquier paso abre camino

FAN CINE BLOG II

El zombie siempre supo algo de cine....

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: